Desde La plaza » VIDA » Descubrimientos » Una manzana al día nos protege de la obesidad

Una manzana al día nos protege de la obesidad

Según la historia, la manzana es el fruto prohibido, ese por el que Eva renunció al Paraíso y cayó en la tentación, pero nosotros no debemos renunciar a esta deliciosa fruta, porque los expertos indican que consumir una manzana diariamente puede alejarnos de la obesidad.

Las manzanas, fieles protectoras de nuestra salud

Hay muchos tipos de manzanas, rojas, verdes, dulces y con ese toque de ácido que las hace irresistibles, pero es importante saber que no cualquier manzana nos ayudará a prevenir la obesidad.

 

Son muchas las razones por las que es recomendable incluir una manzana en nuestra dieta, pues ese fruto tentador puede hacer muchas cosas por nuestra salud:

  • Nos hidrata, es diurética, evita la retención de líquidos.
  • Reduce la tensión arterial debido a su alto contenido en potasio.
  • Son tesoros nutridos de anitioxidantes.
  • Dispone de fibra, en especial si nos la comemos cruda y con piel.
  • Su pectina protege nuestros intestinos.
  • La manzana -y su piel- nos ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer como el de colon.
  • Sus elementos fitoquímicos nos protegen frente a la diabetes y reducen al colesterol.

Los nutricionistas recomiendan sobre todo consumirla con piel, puesto que es ahí donde se encuentra la pectina y gran parte de sus indispensables fitoquímicos. Pero ahora bien, ya vemos que las manzanas son adecuadas para muchos tipos de aspectos, ¿de qué modo puede ayudarnos a luchar contra la obesidad y esos quilos de más que ganamos de vez en cuando?

La manzana Granny Smith y sus beneficios para evitar la obesidad

Así es, para prevenir la obesidad no nos vale cualquier manzana, la ideal es la llamada Granny Smith, esas sabrosas manzanas verdes con un ligero sabor ácido que tan bien combina con muchos alimentos.

 

El estudio para llegar a esta conclusión lo han realizado un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Washington. Su intención era averiguar en concreto qué variedad era la más adecuada para prevenir esos quilos que a menudo se instalan en nuestro cuerpo.

Estos son algunos de los beneficios de la manzana verde en nuestro organismo:

  • La manzana verde dispone de un tipo de compuestos no digeribles que nos permite prevenir los trastornos asociados con la obesidad. Es la variedad más rica en este tipo de sustancias como pueden ser los polifenoles, la fibra dietética y los hidratos de carbono.
  • Este tipo de manzana propicia además un magnífico crecimiento de las llamadas bacterias buenas, esas que nos ayudan a proteger el colon luchando contra todo tipo de toxinas, y ayudando además a eliminar la grasa.

 

  • Las Granny Smith, son más medicinales y sanas incluso que la Golden Delicius, la Fuji, la Gala, la Red Delicius o la Braeburn. Son las más ricas en polifenoles y en general, en estos compuestos no digeribles que ayudan a controlar el nivel de grasa y por tanto, la obesidad.
  • El índice de bacterias buenas que tengamos en el colon, nos va a permitir también ir perdiendo peso, de ahí que este tipo de manzana sea un auténtico impulsor de las bacterias buenas, esas tan saludables para que se restaure nuestro equilibrio metabólico. Desaparecen las inflamaciones, tenemos sensación de saciedad, y evitamos así el subir de peso. Una maravilla natural al alcance de todos nosotros.

Desde La Plaza/Mejor con Salud/COM