Desde La plaza » VIDA » Vapor vaginal: riesgos y beneficios de esta tendencia

Vapor vaginal: riesgos y beneficios de esta tendencia

Gwyneth Paltrow, Lucy Hale, Chrissy Teigen o Khloe Kardashian han probado el vapor vaginal o vapor yoni, una nueva tendencia para mantener su zona íntima sana y libre de bacterias.

Esta técnica consiste en ponerse de cuclillas o sentarse sobre un recipiente con agua con aceites esenciales y hierbas. Estos baños al vapor mantienen la limpieza de la zona vaginal y previenen, incluso, curan algunas dolencias y síntomas molestos como la distensión abdominal, el flujo vaginal excesivo o los calambres.

Riesgos y beneficios del vapor vaginal

Beneficios

Los médicos que apoyan esta técnica y las mujeres que han recurrido a este, cuentan que el vapor vaginal

Ayuda a reducir los cólicos menstruales, la inflamación y el sangrado abundante.

Según algunos expertos en salud, puede regular el período menstrual, aliviar las molestias que se tienen después del parto ya que sana el sistema reproductivo después de dar a luz e incluso, mejora la fertilidad de las mujeres.

Se relaciona con la disminución del estrés y la ansiedad, y cura la sequedad vaginal.

Es útil para tratar las infecciones que se presentan ocasionalmente, para liberar toxinas desde el útero y la reducción del flujo vaginal.

Las mujeres que han recurrido a los vapores yoni aseguran que aporta beneficios espirituales y emocionales, pues ayudan a liberar emociones negativas y conectarse de manera intensa con sus cuerpos.

Riesgos

 Las mujeres que utilizan el baño de vapor vaginal aumentan las probabilidades de desarrollar infecciones bacterianas ya que esta técnica altera el ecosistema vaginal donde viven las bacterias buenas.

Ginecólogos advierten que ya que al no haber presión, es imposible que el vapor llegue hasta lo más profundo de la vulva y al concentrarse en la zona exterior de la vagina, el calor puede generar irritación y quemaduras de segundo grado.

 Esta técnica no es recomendable para las mujeres que están embarazadas porque aumentan el riesgo de tener un parto prematuro.

Aunque el vapor vaginal tiene sus pro y contras, debes consultar primero con tu ginecólogo antes de hacerlo. También los médicos recuerdan que la vagina se limpia sola y no es necesario usar ningún producto o tratamiento especial porque pueden romper el equilibrio de la flora vaginal.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/KM