Desde La plaza » Columnistas » American Horror Story: el nuevo orden mundial

American Horror Story: el nuevo orden mundial

American Horror Story

¿No te aterra la idea de que un día por la mañana mientras duermes comiences a escuchar gritos desesperados y caos detrás de las paredes de tu casa y tengas que levantarte rápidamente para ver qué sucede y te des cuenta de que el tan anunciado fin de mundo finalmente llegó?

Claro, que este fin de mundo no sería para todos los seres humanos. Solo un pequeño grupo, que posiblemente no pasaría ni siquiera del uno por ciento de la población mundial, sobreviviría al cataclismo porque fue el elegido para preservar la raza humana. Un grupo en el que no estás tú porque simplemente eres un pela bolas como yo o, en términos más formales, no eres parte de las grandes esferas económicas que mueven el planeta.

Este escenario me lo trajo el primer capítulo de American Horror Story: Apocalypse cuando decidí no seguir siendo víctima de los spoilers en las redes sociales ni que otros me dieran más detalles algaretes sobre el regreso de Fiona Goode, Cordelia Foxx y las nalgas de Kyle Spencer.

En fin, el desastre comenzó con un ataque nuclear que, aunque no dijeron de dónde surgió, sí mencionaron un silencio informativo por parte del Pentágono, sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. La cuestión es que “La Cooperativa” seleccionó a unas 10 personas porque tenían, digamos, un ADN perfecto o mucho dinero para comprar el cupo en un oscuro y silencioso bunker en donde, se supone, estarían a salvo, al menos hasta que pasaran los efectos de la radiación.

Esta organización, asumí desde el principio, tiene una correlación con lo que en el mundo real se conoce como el Nuevo Orden Mundial, y que, a pesar de formar parte por muchos años de los discursos de algunos políticos, aún hay personas subestiman todas las advertencias y todo lo que podría esconderse detrás de esta teoría conspirativa.

Se trata entonces de un nuevo Gobierno global en donde tienen metidas las manos las personas más poderosas del mundo, lo que les comentaba anteriormente: las altas élites económicas y políticas que pueden existir.

¿Qué pueden buscar esas personas? Acabar con arraigo con un porcentaje importante de la población mundial y dominar al porcentaje restante, los que pudieron sobrevivir -también gracias a su influencia-, para crear un solo sistema en el que dominen todo aquello que exista.

Es un tema que resulta quizá un poco complejo pero bastante creíble e interesante si tomamos en cuenta las acciones belicistas que hasta ahora conocemos, sobre todo las que han ocurrido en los últimos tiempos. Curiosamente, Estados Unidos es el país que con regularidad figura en las listas de ataques; justo el Pentágono fue el organismo que no daba información acerca del ataque nuclear ocurrido en el primer capítulo de AHS.

De hecho, Coco (Leslie Grossman) es uno de los personajes que logra ingresar al bunker porque su padre, aparentemente un multimillonario, pudo comprarle el lugar, en donde “los elegidos” deben cumplir con una serie de normas, no solo de “La Cooperativa”, sino de la Señorita Venable (Sarah Paulson), quien se aprovecha de ser la responsable del refugio para asumir una figura dictatorial e imponer sus propias leyes, sin el consentimiento de sus superiores.

La trama evidentemente no solo radica en este pequeño círculo, a medida de que pasan los capítulos va ampliándose la participación de otros personajes, pero no seré yo quien dé más detalles sobre ello porque es preferible que cada uno se lleve su experiencia con esta temporada que, considero, está bastante buena y refleja un crecimiento luego de las últimas entregas que no fueron del todo acertadas.

Esta entrada fue para compartirles un punto de American Horror Story: Apocalypse que me llamó bastante la atención y que quise resaltar sobre el Nuevo Orden Mundial, un tema que cobra protagonismo en el ámbito político en el que se desenvuelve actualmente el mundo.

Esos son solo algunos de los detalles que se han comentado a través del tiempo, aunque ustedes pueden y tienen siempre la posibilidad de ampliar sus conocimientos en relación a cualquier tema. ¿Sucederá? No lo sé, esa respuesta no la puede tener un simple mortal. No yo, pues.

@Luisdejesus_