Desde La plaza » Columnistas » Decisiones para cambiar la vida

Decisiones para cambiar la vida

Sin ningún preámbulo hoy quiero hablar de las decisiones, las cuales están presentes en cada cosa que hacemos, por más mínima o rutinaria que parezca y en cada segundo nos cambia la vida. Saber si dormir 15 minutos más después que sonó la alarma es una decisión.

Las decisiones están precedidas por las elecciones, por ejemplo saber elegir entre lo que esta bien y lo que está mal y luego accionar entorno a lo que se eligió lo convierte enseguida en una decisión.

La mayoría de las veces tomamos decisiones inconscientemente, debido a que según varios expertos neurocientíficos el cerebro inicia el proceso de decisión 10 segundos antes de ser conscientes de que se ha tomado la decisión y un poco antes de esto (tomar la decisión) , 7 segundos antes el cerebro ya ha escogido la decisión que se tomará.

Creemos que pensamos racionalmente las cosas, pero en realidad no es así, hay muchas cosas que pasan en el cerebro y que no experimentamos conscientemente porque hay un gran procedimiento en segundo plano. El cerebro procesa todas las opciones de forma inconsciente y cuando lo decide, es cuando interviene la mente consciente. Esto sucede porque de alguna manera hemos programado nuestro cerebro para que ejecute una acción sin nisiquiera saber cómo lo hicimos.

Sincronizar cuerpo y mente es difícil, sin embargo, en los libros que he leído al respecto todos coinciden en una cosa, es la mejor forma que existe para saber tomar decisiones convenientes. La meditación es uno de los ejercicios más recomendados y efectivos para lograr dicha sincronización dicho por autores como “Deepak Chopra” (médico, escritor y conferencista).

Chopra en su libro de “Las 7 leyes espirituales del éxito” explica que “La fuente de toda creación es la consciencia pura” , esta frase aplicada a lo que se hace por medio de la toma de decisiones revela que si somos conscientes de lo que decidimos crearemos cosas maravillosas.La conciencia plena es nuestra esencia espiritual, estando en ella gozaremos de un equilibrio perfecto, invencible y lleno de dicha.

Meditar es practicar el silencio, comprometiéndonos a destinar cierta cantidad de tiempo sencillamente a ser, renunciando así periódicamente a hablar, con la experiencia llegar a los mejores niveles de meditación incluyen además renunciar periódicamente a actividades como ver televisión, escuchar radio o leer.

Al experimentar el silencio en principio se creará una especie de turbulencia en nuestro diálogo interno y es allí cuando logramos callarnos por completo (después de una fuerte lucha con tu “yo” interno) , permitiendo así colocar pensamientos con intención y deseo que van de nuestra conciencia a nuestra inconsciencia, de modo que cuándo decidamos algo ya hayamos llevado nuestra mente a esa decisión, con la práctica lo haremos de forma natural sin nisiquiera percatarnos.  Asimismo el yoga es una de las herramientas más efectivas para apaciguar una mente perturbada , después de una serie de posturas corporales, la mente está más aquietada y preparada para la meditación.

Estoy casi segura de que las personas exitosas en ese punto ya saben como controlar cuerpo y mente, yo lo denomino el “don del éxito”. El éxito te lo da a través de las derrotas, porque para ser exitoso no cabe duda de que hay que equivocarse bastante para luego saber que decisiones te llevaran a conseguirlo en corto, mediano o largo plazo.

Siempre puedes pensar 2 veces lo que vas a hacer, que consecuencias posibles pueden ocurrir debido a tu decisión , a quiénes o a qué a parte de ti  o de otros afecta lo que hagas. Si has practicado meditación, sabrás que para elegir alguna opción debes dejar guiarte por el mensaje de bienestar o malestar que emite tu corazón, si te sientes a gusto con la decisión entonces sigue adelante sin temor, si por el contrario te produce malestar, detente y busca otras alternativas.

Aunque hay decisiones que se toman y salvan vidas. También están las que se toman y traen angustia, tragedia y depresión, está en ti aprender a decidir beneficiosamente.

Luego de haber tomado muchas decisiones mínimas, medianas y grandes que me afectaron de manera “negativa” , decidí incluir en mi vida tips que me han ayudado a no cometer los mismos errores y tomar decisiones beneficiosas, que compartiré con ustedes a continuación:

  • Meditar.
  • Involúcrate en el destino de tu vida con integridad: “La integridad es hacer lo correcto sabiendo que nadie sabrá si usted lo hizo o no” Oprah Winfrey.
  • Enfócate en conseguir lo que quieres y hazlo sin trampas.
  • Sé leal a tus valores y principios.
  • Afronta los problemas con valentía.
  • Conoce a fondo a las personas, así sabrás cómo no afectarlas.
  • Ten siempre un “plan b” en todo lo que te propongas hacer.
  • No fuerces las cosas.
  • Desapégate de las opciones tradicionales y da paso a la incertidumbre, así las soluciones a los problemas surgirán espontáneamente.
  • No tomes decisiones importantes cuando estés triste, deprimido o enojado, tampoco cuando estés muy feliz, intenta siempre tener una actitud serena al momento de tomarla.
  • Piensa en todas las consecuencias positivas y negativas que traerá la decisión que tomes.

Tus decisiones labraran tu destino, una mente débil se deja influenciar por su entorno y toma decisiones que en realidad no le pertenecen. No es volverse psicópata con las decisiones, es saber que están ahí y que tú tienes control sobre ellas.

#AguasantaEscribe

¡Si te gustó comparte, comenta y dale like! Dale click aquí y sígueme: @aguasantamoreno