Desde La plaza » Columnistas » TWD se reencontró con el éxito

TWD se reencontró con el éxito

La novena temporada de The Walking Dead (TWD) no tenía muchas esperanzas de mejorar la serie. Antes de comenzar anunciaron la salida del protagonista Andrew Lincoln (Rick Grimes) y luego la de Lauren Cohan (Maggie Rhee), personajes importantes del show.

Aparte tendría nueva showrunner, Angela Kang, tras la decisión de sacar a Scott Gimple, quien se encargó de la serie hasta la fatídica temporada ocho donde la misma tuvo sus peores ratings de audiencia desde el segundo episodio de la primera entrega del show.

A pesar de todo estos cambios y salida de estos actores, los fieles fans de TWD le dieron otra oportunidad y, para sorpresa de muchos, esta temporada no decepcionó para nada.

Angela Kang le dio otro respiro y volvió a aplicar la exitosa fórmula que convirtió a este show en una de las mejores series de todos los tiempos. Suspenso, terror, dolor, tristeza y miedo fue lo que los espectadores experimentaron esta temporada con el paso de los capítulos.

En el episodio 9×05 salió el gran Rick Grimes que no murió como nos hicieron creer. Este personaje sigue con vida y en un lugar que aún desconocemos. Además después de 6 años de tranquilidad, una nueva amenaza apareció y en la mitad de temporada, tras el asesinato de Jesús, se dio paso a la espectacular y tenebrosa entrada de Los Susurradores.

La llegada de este nuevo grupo puso en riesgo la seguridad de las comunidades, que luego de la supuesta muerte de Rick, estaban separadas. La captura de Lydia (hija de la líder de Los Susurradores) nos dio a conocer a qué se enfrentaban los personajes y a la nueva y malvada villana, Alpha (Samantha Morton) y su temible mano derecha, Beta.

El romance de Henry y Lydia complicó las cosas entre ambos bandos, pero al final decidió quedarse y formar parte de las comunidades a pesar de los intentos de Alpha por recuperarla. Esto provocó la ira de su madre que acabó con la vida de 10 personajes entre los que se encontraban Enid, Henry y Tara; un episodio doloroso para los fans y nuestros protagonistas que tendrán que recuperar la esperanza tras las pérdidas.

Por otra parte, la actuación de Samantha Morton como Alpha es de lo mejor de esta temporada porque realmente trasmite lo terrorífica, fría y malvada que es esta nueva villana.

A pesar de la salida de personajes importantes, esta temporada se puede clasificar como una de las mejores de la serie porque Angela Kang se apegó nuevamente a la trama de los cómics que es la base fundamental de la historia y salvó a TWD del declive al que la llevó Scott Gimple para hacerla renacer nuevamente. ¡Gracias, Angela!

¿Qué nos traerá la décima temporada? ¿De quién es la voz en la radio? ¿Daryl y Carol por fin tendrán un romance? ¿Daryl se convertirá en el nuevo líder de Hilltop? Las respuestas las sabremos en octubre cuando regrese nuevamente al aire.

Y como siempre les digo: si no tiene el Sello de Calidad, ¡no existe!

@KleberlyM