¿Qué fue el Corralito en Argentina?

El dólar volvió a dispararse nuevamente desde que Mauricio Macri llegó al poder, lo que aviva la idea de otro corralito en Argentina tras la decisión del Ejecutivo de negociar créditos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF.

La moneda nacional (el peso argentino), se ha devaluado abruptamente en las últimas dos semanas por la fuga de capitales hacia Estados Unidos, ha generado una crisis cambiaria, con final incierto.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sostuvo una reunión en Washington con la directora del FMI, Christine Lagarde, para iniciar las negociaciones de un acuerdo “Stand-By” (fuerte intervención en las políticas económicas nacionales) que permita afrontar la crisis del peso argentino.

Se trata de un crédito preventivo del FMI que nos permita tener mayor solidez y sortear esta situación, que tiene que ver con un problema de liquidez, pero no de solvencia, que está teniendo la economía argentina”, dijo a la prensa el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

Esta crisis que afecta económicamente a ese país de la región, ha generado alarma en los ciudadanos que están viendo con horror otro acontecimiento similar al corralito del año 2001. A continuación te explicamos qué sucedió en Argentina en esa fecha.

¿Qué fue el Corralito en Argentina?

El 3 de diciembre de 2001 el entonces presidente, Fernando de la Rúa, impuso una restricción de la libre disposición de dinero en efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorros. Además, tampoco permitía movimientos como las transferencias al extranjero. Esta decisión que se prolongó por casi un año es conocida como el corralito en Argentina.

Este tenía como objetivo que evitar la salida de dinero del sistema y el colapso bancario. Además, lograr un mayor uso de los medios de pago electrónico.

Ante esta situación se iniciaron las famosas caceroladas, que se hacían en las puertas de los bancos que cerraban las puertas. Tras semanas de caos entre protestas y represiones policiales que acabaron con la vida de varias personas, De la Rúa decidió abandonar el poder y huyó en un helicóptero el 20 de diciembre de 2002.

El corralito en Argentina terminó el 2 de diciembre de 2002 tras la liberación de los depósitos retenidos.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/KM

/* ]]> */