Desde La plaza » PODER » ¿Puede darse otro corralito en Argentina?

¿Puede darse otro corralito en Argentina?

El dólar volvió a dispararse nuevamente desde que Mauricio Macri llegó al poder, lo que aviva la idea de otro corralito en Argentina tras la decisión del Ejecutivo de negociar créditos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF.

La moneda nacional (el peso argentino) se ha devaluado abruptamente en las últimas dos semanas por la fuga de capitales hacia Estados Unidos y ha generado una crisis cambiaria con final incierto.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sostuvo una reunión en Washington con la directora del FMI, Christine Lagarde, para iniciar las negociaciones de un acuerdo “Stand-By” (fuerte intervención en las políticas económicas nacionales) que permita afrontar la crisis del peso argentino.

Se trata de un crédito preventivo del FMI que nos permita tener mayor solidez y sortear esta situación, que tiene que ver con un problema de liquidez, pero no de solvencia, que está teniendo la economía argentina”, dijo a la prensa el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

Luego de esta reunión, Lagarde recibió el pasado 18 de mayo la solicitud de Argentina del crédito para rescatar su programa económico. Hasta los momentos se desconoce su monto total, pero se estima que sea de unos $19.700,7 millones o un financiamiento de $6.566,9 millones al año.

Semejanzas de la crisis económica actual con la de 2001

Esta crisis que afecta económicamente a ese país de la región, ha generado alarma en los ciudadanos que están viendo con horror otro acontecimiento similar al corralito del año 2001.

Por esta razón, aquí te mostramos algunas semejanzas entre los hechos ocurridos en el gobierno de Fernando de la Rúa y Mauricio Macri:

Hechos durante el gobierno de De La Rúa en 2001

1- Tras varios sucesos negativos en la economía argentina como la ‘convertibilidad’ (equiparación del peso argentino con el dólar) la moneda local se dispara por el aumento del dólar. Se limita por parte del gobierno la libertad para disponer del dinero en efectivo depositado en bancos, por sus titulares, así como transferencias al extranjero.

2- En el 2001 la grave crisis en Argentina dejó una deuda de 100.000 millones de dólares, provocada por una política de sobreendeudamiento la cual generó una masiva fuga de capitales y un descontento social. El gobierno pidió ayuda al FMI, más las políticas mal empleadas en términos de vivienda, alimentación, salud, educación, etc; desatan el corralito.

3- El 20 de diciembre de 2001 miles de argentinos protestan en la plaza de mayo de forma voluntaria para rechazar el estado de sitio y exigir la renuncia del presidente. La represión dejó un saldo de 30 muertos y más de 300 heridos.

Acciones tomadas por Macri en 2018

1- En el 2018, en pleno periodo presidencial Macri, se negocia un préstamo de 30.000 millones con el FMI para “hacer frente a la deuda externa del país”. Paralelo a esto, distintos usuarios ahorradores del país, se les dificulta poder retirar dólares en efectivo de distintas sucursales bancarias en Argentina.

2- Bajo la administración de este gobierno ha habido cambios abruptos en temas de servicios, alimentación, transporte público, gasolina, etc. A esto se le suma la devaluación del peso (la mayor del 2018 en el mundo) y que supuso una pérdida del 13% contra el dólar, según Bloomberg, dejando como saldo un alto costo de la vida de los habitantes del país sureño y desestabilización social.

3- Las cuatro medidas económicas tomadas por Macri, obedecen a la premisa de seguir aumentando la deuda del país e ir de la mano con alianzas directas con el FMI. Además, Argentina mantiene la condición de deudor perpetuo y las soluciones que se presentan son parciales ante los problemas actuales de la economía, que incluyen déficit presupuestario, inflación, y caída del PIB.

A continuación te explicamos qué sucedió en Argentina en el 2001:

¿Qué fue el Corralito en Argentina?

En marzo del año 2001 comenzó una fuga de depósitos de los bancos argentinos y en junio de ese año el Gobierno de Fernando De la Rúa pidió $38.000 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a la banca privada para reducir la presión de la deuda externa.

A pesar de esto la recesión y la fuga de capitales continuó con el agravante adicional del descontento provocado por las medidas de ajuste solicitadas por el FMI a cambio de su ayuda.

Por esta razón, el 3 de diciembre de 2001 De la Rúa impuso una restricción de la libre disposición de dinero en efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorros. Además, tampoco permitía movimientos como las transferencias al extranjero. Esta decisión que se prolongó por casi un año es conocida como el corralito en Argentina.

Este tenía como objetivo que evitar la salida de dinero del sistema y el colapso bancario. Además, lograr un mayor uso de los medios de pago electrónico.

Ante esta situación se iniciaron las famosas caceroladas, que se hacían en las puertas de los bancos que cerraban las puertas. Tras semanas de caos entre protestas y represiones policiales que acabaron con la vida de varias personas, De la Rúa decidió abandonar el poder y huyó en un helicóptero el 20 de diciembre de 2002.

El corralito en Argentina terminó el 2 de diciembre de 2002 tras la liberación de los depósitos retenidos.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/KM