Desde La plaza » POP » El número 113 en las películas de Pixar

El número 113 en las películas de Pixar

La industria cinematográfica nos ha sabido contar las historias reales y ficticias más maravillosas. La gran pantalla ha sido una fuente inagotable de sueños, y emociones, y en mucha menor medida de lo que gustaría, de educación y conocimiento.

Pero es verdad que la industria del cine, tan acostumbrada a mostrar, sigue reservándose muchos y curiosos secretos. La superstición, sin duda, ha jugado un rol muy importante a la hora de elegir lo que se dice y lo que no se dice, y también ha sido determinante para que los espectadores que noten detalles curiosos, se limiten a endosarlos a los rituales de la industria.

Si usted recuerda, y seguro no lo recuerda, pero si se toma el tiempo para volverlo a ver, notará en ciertos capítulos de esas joyas de la animación de las películas de Disney, hechas gracias a los genios de Pixar, que se repite el número 113.

Por ejemplo, en “Toys Story”, las placas del carro de la mamá de Andy tiene el número 113; o la cámara del buzo de “Buscando a Nemo”, donde claramente se puede ver ese número; o en el salón de clases de “Monster University” ; y en “Cars”, y en “Up”, y en “Ratatouille”, e incluso en las series de la cadena estadounidense FOX, Los Simpsons, y en “Padre de Familia”.

Sin duda este número es una clave, y es al mismo tiempo un homenaje. El 113 indica que los animadores se han formado en Instituto de Artes de California, en concreto en el Aula 113, de donde han salido genios como Brad Bird y John Lassater, que con cada una de estas piezas, quiere rendir un homenaje y mostrar el orgullo de haberse formado en este salón de clases al que incluye, a manera de código en cada uno de sus trabajos.

DesdeLaPlaza.com / El Comercio/ AMH

Etiquetas