Desde La plaza » POP » Playa Cap d’Agde donde el sexo y el nudismo son los protagonistas

Playa Cap d’Agde donde el sexo y el nudismo son los protagonistas

Todos hemos ido en algún momento, a una paradisiaca o bella playa. Algunos habrán tenido la dicha de estar en una, no solo de su nación, sino probablemente han estado en otras de otros países.

Cada playa tiene algo que la caracteriza, una particularidad, bien sea sus paisajes, el color del océano, su fauna, su flora, las actividades que allí se realicen, e incluso su gente.

Existe una playa muy particular y muy exótica, es un complejo turístico que se desarrolló a partir de los años 1960, ubicado en la costa mediterránea, situado en la comuna de Agde, en el departamento de Hérault, en Francia,  se trata de Cap d’Agde.

Esta Playa está orientada tanto al turismo naturista sexual y la práctica del nudismo que puede realizarse en todo un barrio residencial con servicios y equipamientos completos y que se rige por sus propias normas.

Como el nudismo es algo habitual aquí, puedes acudir a las tiendas los restaurantes o en los supermercados, completamente desnudo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero como si esto fuera de poco asombro, no es su único atractivo, también tienes la posibilidad de mantener sexo en público, fiestas con orgías y/o el intercambio de parejas. Algunos ‘swingers’ (parejas liberales), revelan que eligen este destino para experimentar sexualmente y cumplir sus fantasías.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cap d’Agde está dividida en tres secciones. La primera es abierta para toda la familia; cualquiera puede estar ahí sin ningún tipo de problema. Las otras dos áreas son donde se puede tener sexo. Una está reservada para parejas heterosexuales (aunque es la que menos afluencia tiene), y la otra para personas homosexuales (la más liberal). En esta última, especialmente al atardecer, es frecuente ver a parejas practicando sexo de todo tipo. Cuando esto ocurre, un círculo de gente se reúne entorno a ellos, bien para mirar, para masturbarse mientras tanto o incluso para unirse al sexo, si la pareja se lo permite.

Aunque no está permitido tomar fotografías sin el permiso de las personas, muchas historias sobre lo que sucede en esos lugares llegan a Internet.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero la playa no es el único lugar donde el sexo liberal se permite, también se puede practicar en los hoteles (sí, pasillos y zonas comunes incluidos), como explican en la web, o en las fiestas que se celebran cada noche en los diferentes clubes de la villa (y por cuyo acceso hay que pagar unos 90€).

“Hay hoteles en la zona nudista de Cap d’Agde que son solo para parejas mayores de 18 años en los que se puede practicar sexo en cualquiera de sus zonas. Esto incluye el área de la piscina, donde muchas parejas disfrutan de su libertad sexual e invitan a otras a hacer lo mismo. Mientras esto ocurre, el personal de los hoteles va sirviendo bebidas, como si nada inusual estuviese sucediendo. Lo raro es no practicar sexo”, afirma la organización, según varias reseñas en la web.

Cap d’Agde era hasta la década de los 50, un tranquilo pueblo de pescadores, pero poco a poco fue convirtiéndose en uno de los principales focos naturistas de Europa. En los 90 comenzaron a llegar los swingers y se levantaron desde clubes hasta hoteles especiales para ellos. Hasta llegar a lo que se considera ya la capital mundial del sexo, en la que el nudismo no solo es opcional, sino obligatorio en ciertas zonas.

Para entrar a este complejo que esta a tan solo tres horas en vehículo desde la ciudad de Barcelona, en España, hay que pagar ocho euros por peatón y 18 por pasar allí la noche. Un bono de tres días cuesta 45€, un pase que tienes que pagar de manera obligatoria, aunque además hayas reservado un hotel dentro de esta comunidad.

Pero aunque parezca extraño, y contraproducente, sabiendo todo lo que ocurre dentro de esta playa, existen ciertas normas que se deben cumplir.

Por ejemplo, está prohibido hacer fotos, de hecho en algunas fiestas no se permite la entrada de teléfonos móviles. Y a pesar de que el nudismo se practica en la mayoría de las zonas, en las calles residenciales está prohibido, así como practicar sexo. Si te pillan manteniendo relaciones sexuales en ellas, la multa es de unos 15.000 euros.

¿Se imaginan una playa asi  aquí en Venezuela?

DesdeLaPlaza.com/Agencias/Rubén Scorche