Desde La plaza » RAÍZ » Hoy la comunidad católica conmemora el Día de la Virgen del Carmen

Hoy la comunidad católica conmemora el Día de la Virgen del Carmen

Virgen_Del_Carmen-715x1024
Católicos conmemoran el Día de la Virgen del Carmen
“Virgen del Carmen bendita,
Virgen de la nube real,
que por el mal que me quitas me arrodillo en este altar”

La Virgen María es una sola, es la Madre de Jesús y por ello Madre Nuestra (Juan 19, 26-27) y se ha aparecido a los hombres en distintos momentos de la historia tomando las vestimentas y rasgos de la comunidad o nación a la cual se dirige. Es por ello que se le conoce con distintos nombres o advocaciones, siendo una de ellas la Virgen del Carmen, quien toma su nombre del Karmel o Monte Carmelo, emplazado en la costa mediterránea de Israel.

La Virgen del Carmen en Venezuela es la patrona del Ejército Nacional Bolivariano, de los pescadores y policías, y las fiestas en  su honor son celebradas todos los 16 de julio.

Nuestra Señora del Carmen, su nombre viene del Monte Carmelo, en Israel, Carmen significa: tierra fértil que produce muy buenos frutos.

La devoción de los venezolanos es demostrada en santuarios, capillas, templos, basílicas, catedrales y en recorridos marítimos que realizan los pescadores en diferentes zonas del país.

En España es Patrona del Mar y de la Armada. En Chile es considerada Reina y Patrona de sus Fuerzas Armadas y de sus Carabineros. Es patrona de los transportadores (choferes) en Colombia. En el Perú es “Patrona del Criollismo”;  y en Bolivia es la Patrona de la Nación y de sus Fuerzas Armadas.

Origen del culto

Según el Libro de los reyes, en Monte Carmelo vivió el profeta Elías con un grupo de jóvenes,  quienes se dedicaban a la oración. En el año 300 a JC, una gran sequía asolaba la región; el profeta subió a la montaña para pedir lluvia y divisó una nube de luminosa blancura de la cual brotaba agua en abundancia; comprendió que la visión era un símbolo de la llegada del Salvador esperado, que nacería una doncella inmaculada para traer una lluvia de bendiciones.

Desde entonces, aquella pequeña comunidad se dedicó a rezar por la que sería madre del redentor, comenzando así la devoción a la Virgen del Carmen.

Mi poderosa señora,

que al lado de Jesús estás,

bendita por siempre seas,

por toda la eternidad,

baja tu santa mirada

y libérame del mal

que este tu humilde siervo

Con fervor te pagará.

Ayúdame por favor

que no te arrepentirás

desde ahora y para siempre

mi escapulario serás.

DesdeLaPlaza.com/ SC

Etiquetas