Desde La plaza » RAÍZ » ¿Por qué el mundo celebra el Día de los Santos Inocentes?

¿Por qué el mundo celebra el Día de los Santos Inocentes?

El 28 de diciembre el mundo conmemora el Día de los Santos Inocentes, un trágico episodio del cristianismo en el cual fueron asesinados todos los niños menores de dos años en Belén, acto ordenado por el Rey Herodes, para asegurarse así de que el enviado de Dios no sobreviviera para quitarle su trono.

El Día de los Santos Inocentes, básicamente tiene un origen trágico y también religioso, debido a que la historia cuenta que cuando el Rey Herodes “El Grande”, dio órdenes de asesinar a todos los niños menores de dos años nacidos en Belén, tenía como propósito hacer desaparecer al “Mesías” Jesús Nazaret, como lo describe el “Nuevo testamento”.

Según las escrituras gracias a la advertencia de un ángel enviado por Dios a José el padre de Jesús en la tierra, la familia y el pequeño lograron huir a Egipto, donde Jesús espero a salvo la llegada de los reyes magos.

Desde entonces, la Iglesia Católica conmemora cada 28 de diciembre la fiesta de los Santos Inocentes, para recordar esas crueles muertes infantiles, aunque de acuerdo con el Evangelio de Mateo, el hecho debió haber sucedido después de la visita de los Magos al Rey Herodes I el Grande, es decir uno o dos días después del 6 de enero.

El nombre de los Santos Inocentes se debe a que a la edad de dos años era imposible tener algún tipo de pecado.

De la religión a las bromas

En la época de la edad media, la celebración tomó otro rumbo, pues los monaguillos de esos tiempos comenzarían a celebrar esta fecha con bromas. Asimismo, esta tradición llegó a las familias, en las cuales se hacen burlas inocentes todos los 28 de diciembre de cada año.

En este sentido, es importante destacar que en varias partes del mundo se puede escuchar la frase “Herodes mandó a Pilatos, Pilatos mandó a su gente, el que presta en este día pasará por inocente”, haciendo referencia a los que este día caigan en las bromas por inocentes.

Más allá de las celebraciones religiosas, el ingenio y la creatividad sale a flote con las características bromas que no pueden faltar en un día como este:

1- Servir el café con sal

2- Dar un cheque sin fondo.

3- Decir que falleció alguna personalidad importante.

4- Introducir papeles o algún otro objeto entre las comidas.

5- Regalar chicles que manchan los labios o caramelos ácidos, entre otros.

DesdeLaPlaza.com/N24-El Heraldo/COM