Desde La plaza » VIDA » 3 prácticas comprobadas para aumentar el deseo sexual

3 prácticas comprobadas para aumentar el deseo sexual

Es muy normal que las parejas en algún momento tengan dificultad para alcanzar el orgasmo o para excitarse, así como una baja libido. Ante estos problemas comunes, ¿cómo aumentar el deseo sexual?

Leah Millheiser, profesora clínica de obstetricia y ginecología en la Universidad de Stanford, explica que la falta de deseo sexual causa angustia personal y crisis en la relación de pareja, por eso el primer paso para solucionarlo es hablar con un médico y buscar alternativas confiables.

Aumenta el deseo sexual con estas prácticas

1.-Acupuntura. Un estudio publicado en Journal of Alternative Complementary Medicine confirma que la acupuntura es una modalidad de tratamiento efectivo para tratar problemas de disfunción sexual, incluyendo impotencia, pérdida de la libido e incapacidad de alcanzar el orgasmo. Esto porque estimula la producción de serotonina y noradrenalina, cuya deficiencia genera este tipo de limitantes sexuales.

2.-Mindfulness. Un estudio de University of British Columbia señala que con someterse a cuatro sesiones de terapia de 90 minutos basado en la atención plena, una técnica de meditación que se enfoca en la atención de las sensaciones corporales del presente, ayuda a aumentar significativamente el deseo, excitación y lubricación durante las relaciones sexuales. Incluso, se reduce la angustia relacionada con las disfunciones sexuales. Con esta práctica hay mayor actividad de la corteza prefrontal y se activa la amígdala bilateral, zonas del cerebro en donde se genera el deseo y placer sexual.

3.-Yoga. Un estudio de University of British Columbia confirma que después de practicar 12 semanas de yoga, las mujeres logran aumentar el deseo sexual, la excitación y calidad en sus orgasmos. Sugiere iniciar con una práctica regular de 10 minutos al día. La respiración y el control sobre el cuerpo mejora la salud la circulación sanguínea y reduce el estrés, factores que favorecen el aumento de los niveles de excitación.

A través de estas prácticas orientales se aumenta el deseo sexual, ya que se da una conexión entre la mente y el cuerpo, relación que actualmente se le da poca importancia. Además, favorece estados de ánimo positivos y reducen la angustia y preocupación. ¿Crees que realmente son una opción para obtener mayor placer?

DesdeLaPlaza.com/Salud180.com/AMB