Desde La plaza » VIDA » Siete buenas razones para llorar

Siete buenas razones para llorar

Todos hemos llorado en algún momento de nuestras vidas, ya sea por dolor, alegría, impotencia, sorpresa, desilusión y hasta de la risa.

La verdad es que derramar algunas lágrimas nos hace sentir mejor, pues dejamos que nuestros sentimientos salgan a flote y de esta manera nos relajamos un poco.

Hay muchas personas a las que el llanto se les da de manera natural, viendo una película, hablando de su vida o al presencial una injusticia. Pero hay otras que ‘son duros como una piedra’ y eso de llorar no va con ellos.

Si eres de esas personas con el llanto a flor de piel o al contrario, de tus ojos no sale ni una lágrima te invitamos a conocer siete buenas razones para llorar:

1. Descarga energética. La sensación de paz y relajación después de llorar es comparable a varias horas de meditación profunda, esto significa que tu sistema ha descargado toda la energía dañina de tu cuerpo y de tu espíritu.

2. Autoconocimiento. A partir de conocerte a profundidad puedes tomar decisiones correctas para no cometer los mismos errores que te causan dolor, así también poco a poco superar la pérdida y angustia que estas sufriendo.

3. Conexión profunda con tus seres queridos y personas que están en la misma situación. Hablar sobre el tema no solo sirve para relajarte y descansar, puede crear vínculos de amistad o de amor.

4. Sensación de felicidad. El cuerpo es tan sabio que siempre necesita estar en equilibrio; después de una emisión de llanto es muy posible que tu sistema descargue dopamina, es un neurotransmisor encargado de dar energía y efecto de felicidad.

5. Evita enfermedades como la gastritis. El expresar sentimientos de dolor y desahogarte puede evitar algunas enfermedades, principalmente gastritis. Recuerda que el hecho de no querer hablar del tema o recordar no significa que el problema y el dolor desaparezcan, de hecho en el cuerpo se guardan ácidos que producen enfermedades. Por lo que es beneficioso llorar y liberarse de todos los sentimientos negativos.

6. Desaparece el sentimiento de dolor. Guardar emociones displacenteras genera más sentimientos de dolor, como soledad, angustia o frustración, porque la tristeza no se va y el dolor puede incrementar; al llorar liberas todos estos sentimientos negativos y podrás sentir que el dolor ya no está.

7. Limpieza nasal y ocular. Las lágrimas están hechas de componentes que ayudan a limpiar los ojos, por ello cuando entra una basurita en los ojos se sueltan lágrimas. Al llorar, los conductos de la nariz, la frente y los ojos se limpian, pudiendo desechar algunas toxinas que guardamos en la piel o en esas zonas.

En ocasiones reímos para no llorar, pero reprimir el llanto puede ser contraproducente  para nuestro bienestar físico y emocional.

DesdeLaPlaza.com/El arte de saber vivir/COM