Siete razones para comer chocolate sin culpa

Un estudio realizado por la Academia Americana de Neurología, concluyó que tomar dos tazas de chocolate caliente al día, ayuda a mejorar la memoria y mantener el cerebro funcionando bien.

Este hallazgo se suma a otros beneficios que proporciona el chocolate, pero es necesario consumirlo con moderación (unos 50 gramos diarios) para que no se refleje en la balanza. Además, debe ser de buena calidad y lo más puro posible, es decir, con más de 60% de cacao en su composición.

Según los expertos, esto son siete privilegios que se obtienen del consumo de chocolate.

1. Antioxidante: el cacao tiene una propiedad antioxidante incluso mayor que el té. Esta característica antioxidante previene la degeneración y el envejecimiento prematuro de las células que causa la aparición de muchas enfermedades.

2. Previene enfermedades cardiovasculares: el cacao tiene unos componentes naturales que actúan sobre los vasos sanguíneos y la presión arterial. Reparan y ayudan al buen funcionamiento de los vasos. De esta forma, disminuye la posibilidad de tener alguna enfermedad cardiovascular.

3. Aporta vitaminas y minerales al organismo: el cacao es rico en minerales y vitaminas, que favorecen el funcionamiento del organismo. Destaca la presencia de fósforo, calcio, potasio, zinc, hierro y magnesio. Las vitaminas A, B, C y E también están presentes.

4. Ayuda a mejorar el ánimo: el chocolate tiene propiedades euforizantes y estimulantes. Uno de esos componentes, la feniletilamina, actúa en el cerebro desencadenando un estado de euforia y de bienestar emocional.

5. Es un estimulante: el chocolate contiene alcaloides, el mismo componente que está presente en la cafeína. Esta sustancia llega al sistema nervioso y nos hace estar más activos y despiertos frente a los estímulos exteriores.

6. Extiende los años de vida: gracias a los beneficios del cacao para la salud en general y para el corazón en particular, consumir chocolate puede ayudar a las personas a vivir más años y a mantener los órganos más sanos.

7. Mantiene al cerebro más activo: el cacao aumenta la efectividad del trabajo cerebral y lo protege de las sobrecargas. Consumir cacao mejora el flujo sanguíneo que llega al cerebro, favoreciendo el mantenimiento de las habilidades cognitivas.

Desde La Plaza/Biobío Chile /ABD