Conoce las diferencias entre hacer el amor y tener sexo

diferencias entre hacer el amor y tener sexo
diferencias entre hacer el amor y tener sexo

Algunas personas pueden decir que no existe diferencia –físicamente entre hacer el amor y tener sexo, son lo mismo. Pero emocionalmente, pasionalmente y mentalmente, son muy distintos.

La primera vez

La primera vez que haces el amor con tu pareja, es por lo general un momento muy especial. Se planea por adelantado, especialmente en las relaciones nuevas. Hay un coqueteo  previo muy sensual y sus cuerpos encuentran su espacio perfectamente.

Si es tu primera vez con alguien y sólo van a tener sexo, puede ser espontáneo. Tu compañero puede que no sea tu novio y la decisión de hacerlo es con frecuencia meramente un impulso hormonal (¡gracias alcohol!).

Esa primera vez puede ser torpe y súper extraña, sobre todo cuando tratas de encontrar la posición correcta y después de que todo fue hecho y dicho, se siente como si faltara algo.

El contenido de alcohol en tu cuerpo

He escuchado del “sexo borracho” pero nunca de “hacer el amor en estado de ebriedad”. Si alguien ha experimentado esta leyenda urbana de hacer el amor alcoholizado, sería bueno conocerla.

El escenario

Si estás por copular en una habitación llena de velas, sobre una cama cubierta de pétalos de rosa, probablemente harás el amor. Si estás por cerrar el trato en la parte trasera de un carro, en el baño del avión, en un elevador o cualquier otro escenario compacto (donde podría haber repercusiones legales), entonces es sexo.

Hacerlo (amor/sexo) al aire libre, sigue siendo un área gris. Seguro, el sexo en la playa o en el bosque puede sonar romántico, pero cuando la tierra o la arena se meten en lugares extraños… bueno, el modo cambia por completo.

El momento después

Hacer el amor incluye orgasmos mutuos, seguidos de abrazos y caricias. Si estás en una relación, el comportamiento de tu novio después del coito incluye rodar y quedarse dormido o la frase “estuvo muy bien”, a pesar de que no estuvo TAN bien.

Si eres soltera, regresarás a casa después de una noche de sexo. Existen ocasiones raras, pero especiales, donde te acostarás con alguien sin compromisos, eso se convertirá en el desayuno y una posible repetición de la noche anterior.

Aunque para muchos  es más común tener sexo que hacer el amor, esto significa que cuando te encuentras estimulada física y emocionalmente por tu pareja, aprecias el arte de hacer el amor y lo valoras mucho más que aquellas relaciones de una noche.

Desde La Plaza / Yahoo / JT