Desde La plaza » VIDA » Conoce una nueva iniciativa para salvar al planeta del hambre

Conoce una nueva iniciativa para salvar al planeta del hambre

¿Alguna vez has pensado que salvar al planeta del hambre está al alcance de tu mano?

Pues sí, con el simple hecho de no desperdiciar la comida estarías colaborando, ya que según asegura la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “recuperar tan solo la mitad de lo que se pierde podría bastar para alimentar al planeta”.

Al alcance de un click

La organización no gubernamental de cooperación al desarrollo Prosalus ha lanzado la página web y la aplicación Yonodesperdicio, destinadas a facilitar el intercambio de alimentos y evitar que se tiren a la basura.

yonodesperdicio

Se trata de una plataforma donde la gente puede ofrecer, de manera gratuita, alimentos que están en buen estado (una condición indispensable) pero que, por un motivo u otro, no se podrán consumir antes de la fecha de caducidad.

Para compartir alimentos solo hay que registrarse, publicar una descripción de la comida que se quiere regalar y esperar la respuesta de los interesados. Estos últimos, a su vez, también tendrán que registrarse, revisar las ofertas de otros usuarios y contactar con ellos.

Mientras unos pasan hambre, otros tiran la comida

Actualmente se estropea o se desperdicia hasta un tercio de la comida en todo el mundo, lo que equivale a unos 1.300 millones de toneladas al año, según los datos de la FAO, que denuncia que se trata de “un exceso en una época en la que casi mil millones de personas pasan hambre”.

La entidad calcula que esta comida que no se aprovecha sería suficiente para dar sustento a 2 mil millones de personas.

Recuperar tan solo la mitad de lo que se pierde o desperdicia podría bastar para alimentar al planeta“, asegura la FAO, que en colaboración con organismos internacionales, el sector privado y otras partes interesadas, dirige la iniciativa Save Food, cuyo objetivo es disminuir la pérdida y el desperdicio de alimentos.

Entre las líneas de trabajo del organismo está sensibilizar a los ciudadanos sobre la cuestión, coordinar iniciativas a nivel global, desarrollar estrategias y programas para reducir el desperdicio alimenticio y apoyar proyectos de inversión realizados por los sectores público y privado.

Dieta a base de desechos y otras iniciativas para ‘salvar’ la comida

Más allá de los grandes proyectos internacionales, las iniciativas individuales para llamar la atención sobre la pérdida de alimentos también cobran cada vez más fuerza.

Este es el caso del aventurero y activista estadounidense Rob Greenfield, que se ha alimentado durante un año de comida hallada en más de 1.000 basureros para inspirar a la gente para que “deje de tirar comida”.

El objetivo de Greenfield es generar un cambio positivo: “No hago esto por necesidad, realmente quiero inspirar a las personas para que dejen de tirar comida“.

El aventurero está filmando un documental que saldrá a la luz este mayo en Discovery Channel. En su reportaje, Greenfield muestra su periplo sin dinero por Sudamérica para confirmar que es factible vivir tan solo de la solidaridad de los demás
El aventurero está filmando un documental que saldrá a la luz este mayo en Discovery Channel. En su reportaje, Greenfield muestra su periplo sin dinero por Sudamérica para confirmar que es factible vivir tan solo de la solidaridad de los demás

Mientras tanto, otros grupos de activistas se centran en recuperar comida de los vertederos y distribuirla entre los más necesitados.

Un ejemplo de estos colectivos es Food Recovery Network, compuesto por miles de estudiantes universitarios estadounidenses hartos de ver cómo, mientras unos tiran alimentos, otros sufren.

“Food Recovery Network une a estudiantes que recolectan de los restaurantes locales comida que de otra manera simplemente sería desperdiciada y la llevan a americanos con hambre en todo el país”, comenta uno de sus fundadores, Ben Simons.

En una sola noche de recolecta, estos activistas pueden recuperar unos 135 kilos de productos perfectamente comestibles.

DesdeLaPlaza.com/RT/COM