Desde La plaza » VIDA » Recomiendan » ¿Estás pensando en operarte los senos? 5 datos que deberías tener en cuenta

¿Estás pensando en operarte los senos? 5 datos que deberías tener en cuenta

En Venezuela no es raro ver a una mujer con los senos operados, a pesar de que sea un procedimiento costoso, pues para nadie es un secreto que las venezolanas somos súper coquetas y estamos siempre pendientes de nuestro físico. Por tanto, no sería para nada extraño que justo ahora tú también estuvieras pensando en eso… Pero, antes de que te decidas, es recomendable que tengas en cuenta estos datos.

Asimetría

¿Estás preocupada porque tus senos son de diferente tamaño? Pues, ¡es normal! De hecho, no existe mujer sobre este planeta que tenga pechos idénticos –ni siquiera las que ya se han operado–. En estos casos, una cirugía puede reducir la diferencia mediante la colocación de implantes de distintos tamaños. Pero, ¡no hará milagros!

Amamantamiento

En la mayoría de los casos, la cirugía de senos no interfiere en el proceso de amamantamiento, en tanto el procedimiento no perturba a los conductos lácteos. Eso sí sucede, sin embargo, cuando la incisión se realiza en torno a la areola.

Mamografía

Los implantes pueden trastocar los resultados de una mamografía. Por este motivo, los técnicos suelen preguntarle a la paciente si ha sido operada. De responder positivamente, desplazan los implantes y toman otras precauciones en la realización del examen.

Tiempo de recuperación

Muchas mujeres preguntan, ¿cuándo podré volver a trabajar? Eso dependerá de las características de tu trabajo. Si éste supone permanecer en una oficina, podrás reintegrarte el quinto día después de la cirugía. Si, por el contrario, tus actividades diarias demandan un mayor esfuerzo físico, deberás prolongar tu reposo luego de pasadas dos semanas a partir de la operación.

El reemplazo

Hay quienes creen que los implantes deben cambiarse cada 10 años. Pero, lo cierto es que estos no tienen una fecha de vencimiento y solo tienen que reemplazarse si se rompen. No es frecuente que esto ocurra, dado que los implantes están diseñados para resistir muchísima presión. Por eso es que una mamografía, por ejemplo, no los daña.

Estos datos te ayudarán a tomar una decisión más acertada. Sea cual sea, recuerda: un par de implantes no te convertirán en la mujer más bella del mundo; el cambio debe nacer desde dentro.

DesdeLaPlaza.com/imujer.com/AMB