Desde La plaza » VIDA » ¡Ey chicas! 6 cosas íntimas que no debes contarle a tu pareja

¡Ey chicas! 6 cosas íntimas que no debes contarle a tu pareja

Si bien la comunicación es base para sobrellevar y resolver los problemas que puedan surgir en una relación de pareja, también es cierto que hay ciertos detalles que no contribuyen al fortalecimiento de la relación y es mejor guardar para uno mismo.

Leer más: ¿Cómo decirle a tu pareja que deseas tener sexo?

Esto no significa que estés faltando a la verdad o que estés ocultando cosas, se trata de proteger tu intimidad, pues hay cosas que contándolas no benefician a la relación, pero sí la pueden dañar.

1.- Lo que piensa tu familia de él: Las cosas que tus padres te dijeron en la intimidad sobre tu chico, deben quedar para ti. Contárselo condicionará la relación. De igual manera, lo que tú piensas de su familia y amigos, debes guarártelo, en especial si es una relación incipiente

2.- Cantidad de parejas: Aunque el tema salga a flote, no debes decirle a tu chico con cuántos hombres intimaste en el pasado. Si decides contárselo, pueden pasar dos cosas. ¡Es mejor guardar esta información!

3.- Tus infidelidades: Difícilmente estarás orgullosa de la vez que engañaste a tu novio anterior, por lo tanto, es mejor olvidar esa historia. Ten en cuenta que si se lo cuentas a tu chico, podrías generar desconfianza en la relación y él podría pensar que le vas a hacer lo mismo en algún momento

4.- No hablar de casarse o irse a vivir juntos si no lo han pensado: “Nuestros hijos serían divinos” o “yo metería a mis hijos a ese colegio”, pueden ser frases realmente incómodas para una persona que no quiere ser padre o madre, y hasta para los demás presentes en la conversación

5.- No excluido de tu futuro: Es así como en cambio de decir “en unos años me veo viviendo en París” conviene especificar que “nos gustaría vivir en Europa” y, por supuesto, para decir una cosa así hay que haberla hablado antes con la pareja.

6.- Tus funciones fisiológicas: A nadie le interesa saber cuántas veces vas al baño por día, o que tienes más cantidad de gases que nunca. La consistencia de tus producciones en el baño, la constipación o el sabor de tus eructos definitivamente es información que jamás deberías contar.

DesdeLaPlaza.com/RPP/SEB