Desde La plaza » VIDA » Cuerpo » Toma en cuenta estas recomendaciones y disfruta el placer del beso negro

Toma en cuenta estas recomendaciones y disfruta el placer del beso negro

Hacer lo mismo todo es tiempo suele resultar muy nomótono y aburrido. El sexo puede ser una aventura completamente diferente si dejamos a un lados los tabúes y comenzamos a experimentar en donde puede haber placer mucho más allá, como es el caso de practicar el annilingus, o también llamado “beso negro”.

Pero, ¿qué es el beso negro? En esta práctica sexual (seguramente muy conocida por muchos, pero poco comentada) se da cuando entran en contacto la boca y el ano. Si bien es cierto que puede resultar desagradable para algunas personas, también es cierto que puede resultar muy placentera si se practica dentro de un marco de confianza y respeto mutuo. 

¿De qué forma? Se trata de estimular con la lengua esta parte del cuerpo para lograr un enorme placer, gracias a innumerables terminaciones nerviosas que se encuentran en esta zona, provocando una sensación muy similar que te produce el sexo oral.

¿Qué debes hacer para satisfacer a tu pareja con un beso negro?

Se debe tener en cuenta que esta es una de las zonas más sensibles e importantes del hombre y la mujer, por lo que su estimulación puede resultar más placentera. El beso negro es la mejor práctica para acelerar la excitación y relajar el ano. 

Comencemos:

1. La higiene es un factor fundamental por tratarse de poner en contacto la boca con el ano. Así que asegúrate de lavar bien esa zona, tanto fuera como adentro con jabón antibacterial.

2. La depilación también es importante, así puedes facilitar el disfrute. Recuerda intentar, en todo lo posible, mantener esa zona libre de molestos vellos para hacer más placentera la experiencia, aunque hay personas a las que les gusta.

3. Puedes iniciar acariciando las nalgas y jugueteando en los alrededores. Posteriormente puedes estimular con los dedos y comenzar a besar y a acariciar la zona con tu lengua y labios para estimularla por completo.

4. En caso de que te cueste un poco comenzar directamente en la zona, puedes optar por hacerle sexo oral a tu pareja, para luego pasar suavemente  a la zona del perineo y de allí al ano. Recuerda que puedes complementar con juegos y con caricias, puedes probar con la masturbación para que explotes al máximo el nivel de sensaciones.

5. Los hombres también pueden recibir un buen beso negro y lo pueden disfrutar de la misma forma o aún más. Además, ahí tienen su particular punto G, así que deja a un lado los prejuicios y experimenta.

6. El beso negro, como cualquier otra práctica de sexo oral, nos hace inmune al contagio de enfermedades de transmisión sexual, por eso debes proteger tu salud usando barreras bucales, colocándolas en la zona anal o vaginal para realizar la estimulación sin que la lengua entre en contacto directo con los fluidos de la otra persona.

La comunicación es necesaria ya que al no ser muy habitual en las relaciones sexuales, puede que alguna de las partes de la pareja no esté convencida de probarlo.

 

DesdeLaPlaza.com/LDJ