Desde La plaza » Columnistas » La fuerza de los vínculos débiles

La fuerza de los vínculos débiles

“cualquier cosa que sea difundida puede llegar a un gran número de personas y atravesar una gran distancia social cuando se experimentan vínculos débiles antes que fuertes”

La fuerza de los vínculos débiles.

Mark Granovetter.

Las redes sociales

El Internet transformó por completo la forma en que nos comunicamos. Las redes sociales nos permiten expandir ampliamente nuestro alcance e influencia. Cualquiera puede convertirse en influencer de las redes y propagar sus ideas sin depender de los medios de comunicación. Sin embargo, ahora dependemos de empresas como Facebook, Google, Microsoft (LinkedIn) y Twitter, entre otras. Es decir, aunque hemos ganado terreno e independencia, el poder sigue concentrándose en otra parte y alguien más se enriquece a costa nuestra. Con la revolución desatada por la blockchain, surgen alternativas que nos permiten dar otro paso en busca de la libertad. Hablemos de la red social Steemit.

Steemit la red social basada en blockchain

Es una red social construida sobre tecnología blockchain, por lo que opera de manera descentralizada. No hay autoridad central, no hay censura, no hay vulnerabilidad de los datos (como en el escándalo de Facebook), la red no se cae (porque no tiene un punto único de falla) y no hay abuso de la información personal. Esta red está guiada por los siguientes principios:

  • Toda persona que contribuya con contenido debe recibir un pago por ello. Es el mismo principio que se utiliza en muchas empresas de nueva creación para recompensar a los accionistas cuando se hacen públicos. En la red Steem, todos los miembros contribuyentes son recompensados. Cuando un usuario crea contenido que ofrece un gran valor y atrae a mucha gente, es recompensado con Steem (la criptomoneda de la plataforma).
  • El segundo principio es que toda forma de capital es muy valiosa. Esto implica que las personas que aportan su tiempo, recursos y atención a la generación y edición de contenidos son tan valiosas como las que aportan dinero en efectivo. Llámalo principio de equidad de sudor.
  • El tercer principio utilizado en Steemit es que la comunidad genera valor para servir a sus miembros. Es la misma ideología demostrada por los planes de salud compartida, las cooperativas de alimentos e incluso las cooperativas de crédito que sirven a los miembros de la comunidad en lugar de vender servicios fuera de ella.

La blockchain de Steemit permite crear y editar contenidos y recibir pagos por ello en criptomonedas. Es una red social similar a Hacker News o Reddit. Aún está en fase beta pero ya hay miles de personas que se benefician de ella.

Monetiza tus contenidos sin intermediarios

Steemit está hecha para darles a los creadores de contenido el control sobre sus obras. Artistas de todo tipo han encontrado siempre dificultades para monetizar su trabajo. Esta plataforma permite a los creadores de contenido publicar y obtener ingresos sin necesidad de intermediario alguno. Esto se hace de la siguiente manera:

  • Publicar: Al crear contenido y subirlo a Steemit, la comunidad lo vota y gana una recompensa del Steemit Reward Pool. Ten en cuenta que si el contenido no es valioso, también puede ser descartado.
  • Votar y editar el contenido: Como usuario de la red Steemit, encontrar contenido potencialmente viral también te hará ganar recompensas. Debes saber que por editar y votar, las recompensas que pueden obtenerse dependen de la participación que se tenga en la red.
  • La plataforma usa un modelo meritocrático en el que los que tienen una mayor participación tienen la oportunidad de emitir más votos. Está basada en PoS.
  • Steemit abordó la cuestión de la volatilidad de los precios para atraer a más usuarios. Los precios de la mayoría de las criptomonedas son muy volátiles, con oscilaciones extremas. Steem introdujo el Steem Dollar (SD) cuyo valor está ligado al USD en una proporción de 1:1 para resolver el problema de la volatilidad. Los creadores y editores de contenido reciben pagos en SD.

Steem se creó para todos nosotros que vivimos de la generación de contenidos en las redes. Es la red social perfecta para quienes generan, descubren, editan y usan contenidos y, al estar basada en blockchain, nos permite participar activamente de su evolución.

La fuerza de los vínculos débiles

Mark Granovetter elaboró en 1973 (no había Internet ni redes sociales) una teoría llamada “La fuerza de los vínculos débiles”. En ella expone que dependemos de aquellas personas con quienes no somos afines ni afectuosos más de lo que creemos o nos gustaría. Comprobó que las relaciones con escasos vínculos emocionales y poco contacto son más importantes para actividades como la búsqueda de trabajo o a la hora de organizar proyectos. En el caso de las redes sociales (no las de ahora) lo ilustra con un ejemplo sencillo que parafrasearé:

Si alguien cuenta un rumor a todos sus amigos cercanos, y ellos hacen lo mismo, muchos oirán el rumor una segunda y tercera vez, ya que aquellos que están unidos por vínculos fuertes tienden a compartir amigos. Si la motivación para extender el rumor se debilita cada vez que se cuenta, entonces el rumor que se mueva a través de vínculos fuertes estará limitado a unos pocos cliques (término con que se llama en sociometría a un grupo de al menos tres elementos en el que cada uno mantienen vínculos con todos los demás) o pandillas al contrario de que si fuera vía vínculos débiles; los puentes no serán cruzados. Por lo que afirma que puede alcanzarse a más gente por medio de vínculos débiles.

Esta teoría ilustra claramente la generación de riquezas vía creación de contenido y difusión por redes sociales. Las grandes empresas que controlan la comunicación y el entretenimiento nos usan como fuentes de riquezas. La plataforma Steemit es una alternativa en blockchain que nos permite tomar la parte de esa riqueza que nos corresponde.

Vínculos débiles y blockchain

La oportunidad es apostar por una propuesta descentralizada, como Steemit, para difundir el contenido que generamos a diario. Si lo hiciéramos, empezaríamos a recuperar parte de la fortuna que se ha ido a manos de terceros. Muchos de nosotros creamos contenidos valiosos todos los días. Diseñadores, ilustradores, artistas, escritores, community managers. Con la descentralización de las redes nos beneficiamos todos. Apostemos a la independencia y a la libertad. Reconocer la fuerza existente en las redes sociales es importante en nuestra industria. Aprovechar las oportunidades que se nos presentan para tomar control de nuestra riqueza lo es aún más.