Desde La plaza » Columnistas » Sin dólares no hay baloncesto venezolano

Sin dólares no hay baloncesto venezolano

Febrero y marzo son históricamente los meses vinculados al inicio de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB). Desde 1974, cuando se fundó la Liga Especial para luego darle paso en 1992 a la LPB, el deporte de los gigantes encontró un espacio en el corazón de los venezolanos. Sin embargo, la crisis actual que vive el país parece llegar a todos los ámbitos de la nación.

La liga aún no ha anunciado una fecha de inicio del torneo y los dueños de los 10 equipos del baloncesto venezolano siguen con la misma posición desde hace meses: si el gobierno no le otorga dólares preferenciales, no saldrá este año. Algo inédito en la historia del circuito.

El nuevo presidente de la Junta Directiva de la liga, Alinson Chacón, ha realizado una gira de medios en Venezuela en la que ratifica que sólo con el apoyo gubernamental, la LPB se realizará este año. Insiste en que muchos jugadores venezolanos cobran en moneda extranjera y que el patrocinio de las empresas privadas no es suficiente para cubrir los costos de cada divisa.

La incertidumbre ha llegado a los jugadores, quienes no tienen seguro su habitual puesto de trabajo. Gregory Vargas, una de las principales referencia en el baloncesto del país, se ha manifestado en las redes sociales por este tema.

“Es increíble que el baloncesto venezolano esté subiendo su nivel, ganando torneos internacionales tanto con la selección como con los clubes, y este a punto no se sabe si hay LPB. Todos queremos LPB”, escribió en su cuenta Twitter el base del Fuenlabrada de España.

Es lógico lo que indica Vargas. Venezuela ha dado un gran paso en los últimos años como selección nacional, al punto de conseguir el FIBA Américas de 2015 y los dos últimos campeonatos Sudamericanos, y a nivel de clubes Guaros de Lara, el actual campeón de la LPB, es bicampeón de la Liga de las Américas, la máxima competencia de clubes de Sudamérica.

El hecho de que Venezuela se quede sin LPB este año es preocupante, tomando en cuenta los compromisos que tendrá la selección nacional en su ruta al Mundial de China 2019 y no es aceptable que el deporte que más títulos internacionales le ha dado al país no pueda salir a flote por temas económicos.

En su momento, la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) también expuso lo cuesta arriba que sería llevar a cabo la temporada 2017-2018 sin el apoyo del Estado. Este llamado si fue atendido por el Gobierno Nacional y el certamen transcurrió sin problemas.

Pero es aquí donde me pregunto: ¿el baloncesto venezolano no es prioridad para el Gobierno? O tan solo por no tener la misma simpatía que el de la pelota criolla, ¿no es considerado importante así como pasa con el fútbol y otras disciplinas?

Lo cierto es que en las mesas de trabajo que han planificado los dueños de los equipos y el estado no ha llegado a un acuerdo y el tiempo sigue pasando. Por primera vez en más de cuarenta años de historia, el principal circuito de baloncesto de Venezuela está en peligro y parece no haber soluciones a la vista. Eso sin contar los problemas federativos que tocaremos en otra oportunidad. 

@AlejandroRCD24