Desde La plaza » RAÍZ » Urbania » ¡Atención! De este tipo de personas tóxicas debes huir

¡Atención! De este tipo de personas tóxicas debes huir

¿Cómo distinguir a esas personas tóxicas que lo único que hacen es hacerte daño? A continuación, te mostramos los perfiles de las que debes huir.

Por tu bien, ¡toma nota!

Los envidiosos

No solo no se alegrarán de tus victorias y de tus momentos felices sino que te desearán todo lo contrario. Huye de los envidiosos como si no hubiera un mañana. De lo contrario, pueden intoxicarte mucho más de lo que tú te imaginas.

La envidia, sin duda, es uno de los rasgos personales más tóxicos que existen y que debemos evitarlo a toda costa, debido que lo único que nos llevará es a amargarnos nuestra existencia.

Los soberbios

¡No hay nada más tóxico que la soberbia! Estos perfiles se caracterizan por creerse el centro del universo y, por consiguiente, se creen superiores al resto. Intentarán, por todos los medios, que te creas su liderazgo y su superioridad. Además, suelen detectarse fácilmente ya que no pararán de corregirte en todo momento, incluso cuando saben que tienes razón.

Huye de ellos sin pensártelo dos veces y céntrate en aquellas personas que realmente valoran cada una de tus cualidades y aptitudes y no te miran por encima del hombro.

Los mentirosos compulsivos

Dice el refrán que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. En muchas ocasiones sí pero en otras, no es tan fácil. Una vez que detectes a una persona con este perfil en tu entorno, deberás alejarte de él si no quieres acabar completamente loco. De la mentira hacen su modo de vida y hasta ellos mismos acaban por creérselas.

Los “floreros”

Dícese de toda aquella persona que sabemos que sigue viva porque respira. Son aquellas personas que no aportan nada en tu vida, que están por estar y que no los tienes a tu lado cuando los necesitas.

Tenemos que saber rodearnos de gente que nos haga bien y ellos, aunque les pese, no forman parte de este reducido grupo.

Si no quieres acabar convirtiéndote tú también en un mueble, huye de los ‘floreros’. ¡Dale chispa a tu vida!

Los estresados

personas tóxicas

Son ese tipo de personas que viven en una continua situación de estrés y que, cuando se juntan contigo, te agotan en el primer minuto de conversación. Si no quieres acabar tan estresado como ellos o acabar perdiendo los nervios, aléjate lo máximo posible.

Una persona estresada no disfruta de los pequeños detalles el día a día. Necesita tener una vida estresante para poder quejarse de lo estresante que es su vida. Dales puerta, tus nervios te lo agradecerán.

Los chismosos

Son aquellos que necesitan contar cada uno de los chismes que llegan hasta sus oídos. A estas personas no podrás confiarle nada que no sepas que, en poco tiempo, acabe sabiéndolo hasta el pescadero del barrio.

Sin lugar a duda, debes huir de estos perfiles o podrán ponerte en cualquier aprieto del que no sepas como escapar.

Además, estas personas solo se acercarán a ti para intentar sonsacarte todo tipo de información que luego podría utilizarla en tu contra. Los chismosos son tóxicos.

Los egocéntricos

Hombre-narcisista-mirándose-al-espajo-mientras-se-acaricia-su-cara

¡Se creen la tapa del frasco! Son fáciles de reconocer, puesto que solo hablan de ellos y nunca escuchan ni sienten empatía por el resto. Cuando estamos mal, necesitamos comprensión y apoyo de la gente que nos conoce y nos quiere. Estar cerca de algún egocéntrico no  solo no nos hará sentirnos mejor sino que, terminará por volvernos del todo locos.

Es uno de los perfiles más típicos de las llamadas personas tóxicas y, por consiguiente, más fáciles de reconocer y de mantener alejados.

Ya sabes, si no se interesan por ti, no te merecen.

Los interesados

¡Los que más abundan! Te intentarán utilizar lo máximo posible hasta sacarte hasta las tripas. Este tipo de gente tóxica conoce nuestros puntos débiles y sabe cómo utilizarlos para su propio beneficio.

Lo primero que debemos hacer es reconocerlos y ser conscientes de que nuestra relación, por parte de la otra persona, es totalmente interesada.

¿Lo segundo? ¡Huir bien lejos de ellos!

Los pesimistas

Sin duda, uno de las especies más tóxicas que nos podamos encontrar son los llorones en nuestras vidas. Se caracterizan por buscar siempre el lado negativo de todo. Las conversaciones con ellos giran en torno a todo tipo de problemas y circunstancias negativas que les ocurre en su día a día.

Debemos evitar todo contacto con ellos, puesto que podrían transmitirnos esa negatividad y convertirnos en personas mucho más tristes y pesimistas. Ya tenemos bastantes problemas y dificultades en nuestra vida como para encima, escuchar los de los demás.

¡Vayan con su “lloradera” a otro lado!

Las “víctimas”

¡Cuidado! Parecen mosquitas muertas y, en muchas ocasiones, podemos llegar a sentir lástima de ellos. Los que van de víctima intentar llamar la atención lo máximo posible y solo buscan la comprensión y el amparo de todo aquel que les rodea.

Si no quieres acabar como ellos, aléjate lo antes posible o acabarás arrepintiéndote. Este tipo de personas tóxicas nos absorberá toda nuestra energía.

¡Sacúdete a esa gente!

DesdeLaPlaza.com/Ocio/MD