Desde La plaza » POP » ¿Qué es el Sadfishing y por qué es una técnica peligrosa?

¿Qué es el Sadfishing y por qué es una técnica peligrosa?

Una nueva tendencia se está apoderando de las redes sociales y la misma puede resultar peligrosa para los jóvenes, su nombre es Sadfishing. Pero, ¿de qué se trata?

Esta es una nueva moda donde las celebridades, influencers, youtubers e instagramers publican en las redes sociales sus problemas personales o emocionales de forma exagerada para captar mayor atención de sus seguidores y generar simpatía y apoyo. Muchas veces esa gran debilidad o desgracia no es tan significativa y solo se usa para atraer miradas o vender algo.

El peligro surge cuando usuarios o personas comunes (en su mayoría adolescentes) deciden compartir sus problemas reales para obtener apoyo y son ignorados e, incluso, acosados, dejándolos vulnerables. En ocasiones son tachados de usar las técnicas del Sadfishing para llamar la atención y, por ello, en lugar de empatía y apoyo lo que reciben son críticas.

De acuerdo con el último estudio de Digital Awareness UK (cuyo objetivo es promover el uso responsable y seguro de las tecnologías), en el que entrevistaron a 50.000 jóvenes británicos de entre 11 y 16 años, descubrió que aquellos que necesitaban apoyo genuino estaban decepcionados por no obtener la respuesta que querían o se sentían peor al ser acusados de llamar la atención.

Esta nueva tendencia, al parecer, tiene consecuencias psicológicas negativas y supone un peligro para los propios niños ya que pedófilos o delincuentes corrientes pueden mostrar simpatía a esas publicaciones para ganarse la confianza de los más pequeños.

Un ejemplo claro de Sadfishing sucedió el pasado mes de enero cuando Kendall Jenner, reconocida influencer, comentó en una publicación que estaba lista para compartir con el mundo su “historia más cruda”. Finalmente este adelanto resultó ser un cebo para atraer la atención a la hora de anunciar un nuevo acuerdo firmado con una empresa de cremas. La historia triste que desveló la modelo es que tiene acné y lucha contra él.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

While there are much bigger problems happening in the world, suffering from acne for me was debilitating. It’s something that I’ve dealt with since I was a young teen and has caused me to feel anxious, helpless and insecure. As humans, I don’t think we share our insecurities enough because we live in a time where being “perfect” is the standard. We curate our life online and pick the pretty moments to post. I’d like to show a younger generation that not everything is perfect. Being insecure about my acne gave me thick skin but I wouldn’t ever wish that feeling upon anyone so after trying countless options, I found something that has been helpful in maintaining clear skin for me. It’s been a long journey but I’m excited for where my skin is now. I didn’t think I’d see the day where I would feel confident posting a makeup free picture. My goal is to open up a dialogue around skin positivity. ❤️

Una publicación compartida por Kendall (@kendalljenner) el

Esta práctica se ha popularizado, de acuerdo con Digital Awareness UK, y parece que se podría imponer como una nueva tendencia también de marketing ya que los influencers necesitan de técnicas varias para atraer la atención de los seguidores y, al mismo tiempo, de los anunciantes.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/KM