Desde La plaza » VIDA » ¿Cómo detectamos a una persona alcohólica?

¿Cómo detectamos a una persona alcohólica?

El alcoholismo es una enfermedad crónica, a menudo progresiva y mortal, que se caracteriza por períodos de preocupación por la bebida y la dificultad para controlar el consumo de alcohol. Existe un uso continuo a pesar de las consecuencias adversas que genera y la distorsión del pensamiento.

Muchas personas que tienen este padecimiento niegan el problema, por lo que te presentamos los signos principales de los individuos con alcoholismo, así como una serie de preguntas que te ayudará a detectarlo.

Pero ¿cómo identificar a una persona alcohólica? y ¿cuáles son los cambios que se presentan en su personalidad? La psicóloga clínica estadounidense, Michaele Dunlap, se encargó de resolver estas interrogantes.

1.- El aumento de los niveles de tolerancia

Una mayor tolerancia a los efectos físicos del alcohol es una señal de advertencia temprana de alcoholismo. El alcohólico necesita beber crecientes cantidades de alcohol para recién sentir sus efectos. Cuando beben socialmente, los alcohólicos toman más que otras personas a su alrededor y sin embargo permanecen sobrios en comparación con el resto.

2.- Síntomas de la abstinencia de alcohol

Cuando están en abstinencia, los alcohólicos pueden experimentar una variedad de síntomas como temblores, sudoración, náuseas, dolores de cabeza, pérdida de apetito, frecuencia cardíaca rápida, lentitud mental y fatiga general. También pueden sufrir síntomas severos de abstinencia (de la tercera etapa) como alucinaciones, convulsiones, confusión y fiebre.

3.- Cambios de comportamiento

Mientras más profunda sea su adicción, más notorios son los cambios de conducta de los alcohólicos. Pueden experimentar insomnio, depresión, irritabilidad, inquietud y ansiedad. Evitan las aficiones o actividades que antes disfrutaban y solo desean participar en actividades que impliquen beber. Los alcohólicos son conscientes de su problema pero buscan excusas o culpan a otros

4.- Deterioro de la relación

Los alcohólicos tienden a evitar a cualquiera, familiares y/o amigos, que les discuta sus hábitos de consumo. Sus relaciones se deterioran y podría llegar a estar cada vez más aislado. Según el sitio ‘web Help Guide’, los alcohólicos y los abusadores de alcohol “tienen más probabilidades de divorciarse, tener problemas de violencia doméstica, luchar contra el desempleo y vivir en la pobreza”.

DesdeLaPlaza.com/RPP/MD